Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Nihilismo Prope (Foro nuevo)
Jue Feb 23, 2012 12:17 pm por Afiliador

» Academie De Magie (Foro afiliacion)
Jue Ene 12, 2012 3:48 pm por Marie Louise J.

» Shibou inai no seikatsu - Rol yaoi/yuri/hetero - Afiliación normal
Dom Ene 08, 2012 6:18 am por Afiliador

» Reglas del Foro
Sáb Dic 03, 2011 8:10 pm por Camus

» Hola hola <3
Sáb Dic 03, 2011 3:27 pm por Balthazar

» Crimson Blood
Sáb Nov 26, 2011 6:23 am por Afiliador

» Registro de Fisicos
Lun Nov 21, 2011 5:24 pm por Balthazar

» Pets World [Confirmación]
Vie Nov 18, 2011 10:00 am por Afiliador

» Cirque du L'ombre [Afiliación Normal]
Mar Nov 15, 2011 5:58 am por Acer

EAC

Historia Primera [El Origen]

Ir abajo

Historia Primera [El Origen]

Mensaje por Acer el Vie Nov 04, 2011 8:58 am

Cuando todo Dio Comienzo....


The Ultimate City se estaba formando poco a poco, el gobierno estaba seguro de que sería la nueva tecnología la que ayudaría a este nuevo mundo que evolucionaba tan rápido como pasaban los segundos por mi reloj de muñeca en esa tarde de invierno.
Nos preguntábamos si el seríamos recordados por este progreso tan importante, ¿cuántas escuelas de medicina y ciencias tendrían nuestros nombres? ¿Cuánto hablarían las personas de nosotros? Pasaríamos a la historia…y mientras más pienso en eso más deseo hoy desaparecer de la faz de la tierra y ser olvidado cual grano de arena en una playa desierta.

El hombre vive de arrepentimientos, y yo soy sólo un hombre.

Como fuera nunca pensé que ese simple experimento pudiese tener consecuencias tan abrumadoras en un tiempo tan corto.

Corrían más o menos el año 2200, las tecnologías habían avanzado más allá del intelecto humano y sin embargo seguíamos dominando el mundo, la tierra era un sitio cada vez menos adecuado para la vida en su superficie, las enfermedades respiratorias se habían vuelto la principal causa de muerte en los últimos 50 años y era necesario hacer algo para remediarlo, desde que el sol había comenzado a sufrir cambios debido a su ciclo tan inestable la masa terrestre había comenzado a sobrecalentarse cada vez más y los gases invernaderos de la atmosfera estaban poco a poco volviendo la tierra una enorme olla de presión, ¿cuán estalló todo? Un día cualquiera…como hoy.

Los líderes de las grandes potencias exigían a los científicos hacer algo para detener las muertes que iban en aumento con cada segundo que pasaba por nuestras manos.
Nuestra primera luz de esperanza para esos oscuros días se llamó Adán 001, era un prototipo de capsula más parecido a un ventilador enorme capaz de transformar el aire contaminado en oxigeno puro, pero no tenía la suficiente potencia como para limpiar todo el aire de la tierra, aquello era impensable.

Tras una serie de cambios en el funcionamiento y estructura de aquella máquina creamos a Eva 002 una cúpula enorme capaz de cubrir un espacio suficiente como para construir dentro un hospital de proporciones decentes y un centro de investigación para la prolongación de la vida humana (CIPPVH) con aquel enorme ventilador y la cúpula capaz de resistir los fuertes rayos del sol se logró un espacio limpio de contaminación en donde las plantas podían crecer y las personas podían recuperarse de sus enfermedades para regresar luego a sus vidas con normalidad, la tasa de mortalidad disminuyó considerablemente en el país, pero no era suficiente para el resto del mundo.

Siempre me pregunté, ¿si tenemos la tecnología para salvar vidas por qué no compartirla con el resto del mundo? La respuesta era tan evidente como verde es el pasto, porque nada en la vida es gratis. El líder de nuestra potencia necesitaba dinero para comprar y construir el armamento suficiente como para defender esa nueva tecnología que estábamos desarrollando por lo que vendió una que otra máquina nuestra al extranjero consiguiendo ayuda internacional.
Los militares insistían en que aquello no era suficiente, que las maquinas no podrían mantenernos por siempre con vida y que el hombre debía evolucionar y no someterse a la dependencia de un montón de fierros.
Hasta cierto punto tenían razón, ¡maldita mi avaricia de querer saber hasta dónde podía llegar el hombre por sobrevivir! Ese día marcamos la historia con tinta negra en unas hojas amarillentas y le pusimos como título “Prototipo Humano de Evolución y Mutación” (PHEM)
Mentiría si dijera que todo fue de color rosa desde el comienzo, no podría colocar una cifra para la cantidad de hombres que murieron en el proceso de aquellos experimentos, fueron sometidos a inyecciones de bacterias que vivían en ese aire irrespirable y a otra serie de virus letales con la esperanza de que al menos uno de esos tantos cuerpos humanos lograse adaptar el virus y sobrevivir, más…todo fue fracaso por años y años.
El gobierno estaba inquieto y más los militares, después de todo había sido idea de ellos la mutación humana para lograr la adaptación al ambiente poco favorable de afuera, nos presionaron cada vez más a llegar a los extremos lejanos a los límites que la moral y la ética profesional nos había impuesto, pasamos por encima de las leyes de hombres y de Dios…

Años pasaron y las guerras se prolongaron hasta que la vida fuera fue insostenible y se vieron obligados a cubrir la ciudad capital de la potencia por la cúpula que años más tarde se transformaría en la única forma de vida.
Encerrados y constantemente en guerra la situación no era la mejor para nosotros los científicos, pero logramos el objetivo a tiempo, uno de los tantos modelos PHEM mutó lo suficiente como para resistir las condiciones ambientales de afuera y no sólo eso desarrolló un intelecto muy por el superior de un humano ordinario, fuerza y rapidez en su cuerpo, una piel capaz de sobrevivir el sol dañino de fuera y una inexplicable sed por aprender cada vez más, aprendió sin problemas matemáticas y ciencias, lengua, incluso idiomas muertos hacía muchos años, gracias a una serie de reemplazo de sus órganos por órganos artificiales pudimos mejorar el prototipo PHEM número 2789 y lo llamamos Primo por ser el primero en salir de la cúpula y sobrevivir más de 24 horas fuera sin problemas.

Luego de eso todo fue caos, los militares y el gobierno se vieron en aprietos cuando las potencias exigieron a Primo como sujeto experimental para ser investigado por los demás científicos del mundo, nos ordenaron transformarlo en un arma militar por su fuerza e inteligencia, nos ordenaron crear un ejército como él para dominar ese mundo podrido que venía e íbamos a hacerlo hasta que él me hablo.
Primo aprendió lo más importante que tenía el hombre, el lenguaje y en voz firme me rogó que lo matara “si voy a ser un arma para matar eso de lo que vine prefiero desaparecer” y fue tan su tristeza y desesperación que mi corazón humano viejo y cansado me hizo sacarlo de la cúpula y dejarlo vivir en libertad…él merecía una oportunidad.
Para cuando me juzgaron por alta traición sólo deje que me trataran como la peor escoria del mundo pues nadie nunca iba a tener la satisfacción que yo tuve cuando Primo me miró en la puerta de la cúpula y sonriendo me dijo “gracias”…nadie nunca entendería la satisfacción de crear una vida…de salvarla luego y de darle la libertad de vivir como le diera la gana…sólo yo lo sup
avatar
Acer
Líder sombras
Líder sombras

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 03/11/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.